SITUACIÓN DE LA CAZA EN BIZKAIA

Cualquiera que salga en temporada de caza al campo por Bizkaia pronto descubrirá que hay pocos o ningún espacio que se libre de la presencia de las escopetas. Ni tan siquiera en los campos adyacentes a caserios y viviendas se libra uno del sonido de los disparos. Paseando por la mayoría de los caminos que recorren los altos de nuestros montes y colinas nos encontraremos los cartuchos sembrando el suelo, y los puestos de caza bordeando el propio camino. Es muy probable que más de uno haya sentido la lluvia de los perdigones en su cabeza al caminar por ciertos caminos.

Poca gente sabe la normativa que legisla la caza. Desde aquí dudamos de que los propios cazadores la conozcan, y si lo hacen, se podría decir que la incumplen con total impunidad.